Inicio Noticias Información técnica 1 Información técnica 2 Capacitación Suscribirse

El bombeo de aguas negras siempre ha generado dolores de cabeza para las personas que tienen la necesidad de bombear este tipo de fluidos.

Ante esta necesidad, ¿Qué bomba usar: una sumergible o una centrífuga?

Por un lado la bomba sumergible está dentro del fluido a bombear y puede parecer como la solución a la altura de succión o presión negativa de succión y el no tener problemas de cebado ni recebado, trabaja con sólidos de buen diámetro, etc.

Por otro lado tenemos la bomba centrífuga autocebante que está montada en la parte superior de la cisterna que no tiene problemas de recebado y también puede trabajar con sólidos de gran diámetro.

La respuesta a esta interrogante se encuentra en el mantenimiento del equipo:

Para hacer el mantenimiento de una bomba sumergible se requiere:

  • Levantar la bomba por los rieles (si esta es muy grande y pesada se requiere además de una grúa si no hay rieles).
  • Llevarla luego a un taller especializado.
  • Hacerle el mantenimiento desarmándola casi en su totalidad.
  • Luego los pasos inversos hasta dejarla nuevamente funcionando.
  • Estamos hablando de uno o dos días de parada y de mano de obra especializada.

Todo esto sin contar los peligros para la salud al respirar los gases y los malos olores durante todo el proceso.

En cambio para hacer el mantenimiento de una bomba centrífuga autocebante Serie Super T de Gorman Rupp, solo se necesita:

  • De un máximo de 3 horas (en bombas grandes).
  • Además no es necesario separar la bomba de las líneas de succión y descarga porque el acceso es inmediato por la tapa delantera.
  • Para su comodidad, la limpieza de las partes se puede realizar en el lugar de trabajo de la bomba y volver a instalarla en poco tiempo.

Por estas características es más favorable usar una bomba autocebante de la Serie Super T de Gorman Rupp.

Aplicación y usos

  • Es especial para manejo de efluentes y aguas negras
  • Tiene la capacidad de trabajar con sólidos de hasta 3 pulgadas de diámetro
  • Capacidades de hasta 3200GPM y 148 pies.
  • Viene en diámetros de conexión de 3”, 4”, 6”, 8” y 10”
  • Tiene un fácil mantenimiento gracias a su cubierta removible.
  • Posibilidad de trabajar con motor eléctrico o a combustión.
  • 5 años de garantía de fábrica.
  • Puede lograr hasta 7 metros de succión

Desde junio del 2008, La Llave SA tiene la representación de las bombas Gorman Rupp en los sectores construcción, saneamiento, petróleo, petroquímica y agrícola.

Dentro del amplio rango de aplicaciones, Gorman Rupp cuenta con la bomba autocebante con capacidad para manejo de sólidos SERIE SUPER T, diseñada especialmente para el manejo de aguas servidas y aguas residuales industriales. Es económica, libre de problemas de operación.

La construcción robusta y su especial diseño para una limpieza y mantenimiento fácil hacen de la Serie T el estándar del mercado.

Las bombas están disponibles en 6 diámetros básicos de descarga: 3”, 4”, 6”, 8” y 10”. Pueden manejar hasta 3200 GPM y presiones de 148 pies. Pueden adaptarse con acople directo o fajas y poleas. La serie Súper T portátil con motor a combustión también están disponibles.

Las bombas Gorman Rupp autocebantes son bombas centrífugas montadas en bases ubicadas en la parte superior del líquido a ser bombeado con solo la tubería de succión sumergida. No hay necesidad de retirar la bomba para el servicio o mantenimiento. El impulsor, el plato de desgaste, sello y la válvula check de succión tienen un fácil acceso con solo remover la cubierta sin la necesidad de herramientas especiales.
Impulsores de dos álabes semiabiertos con capacidad para manejar sólidos hasta 3” (75mm) dependiendo del modelo de bomba. El diseño del impulsor reduce la acumulación de material extraño que se pueda presentar y reduce la presión contra el sello mecánico y rodamientos.

El plato de desgaste que puede ser reemplazado recibe toda la carga de sólidos y partículas abrasivas arrastradas. Está sujeto por la cubierta y es fácilmente removible para inspección y reemplazo.

El sello mecánico lubricado con caras de carburo de silicio o carburo de Titanio está diseñado específicamente para el servicio de aguas residuales, neutralizando las tensiones severas que se producen por el choque de carga y por los líquidos abrasivos.

El recebado es automático, luego del cebado inicial, la bomba Serie Súper T está diseñada para recebarse automáticamente en un sistema completamente abierto, sin necesidad de válvulas check en la succión o en la descarga. Y pueden hacerlo con la carcasa de la bomba parcialmente llena de fluido y con la línea de succión completamente seca. La capacidad de la bomba de la Serie Súper T de manejar aire y vapores supera los problemas de manejo de estos elementos que son comunes en las bombas centrífugas convencionales.

volver a la página de inicio ver historial de boletines